Un Decreto Ejecutivo sería la solución para pagar a los extrabajadores del medio incautado Uminasa

 
El medio incautado Uminasa tenía la producción de las revistas La Otra, El Agro, La Onda, Samborondón, Costa y Valles, nunca recibió fondos del Estado desde que fue incautado en 2008 por ser una empresa privada. Tras su cierre en junio de 2018, los extrabajadores mantenemos una protesta porque no hemos recibido la totalidad de las liquidaciones ni pagos al IESS.

En noviembre del 2017 fui despedido del medio incautado Uminasa, empresa que tenía problemas financieros y para pagar sueldos a los trabajadores. Hasta la fecha no he recibido toda la liquidación de finiquito. El valor que debo recibir es de $6.046,88 dólares por cuatro años de colaboración como periodista y editor web. El acuerdo de liquidación fue de seis pagos mensuales, de los cuales solo recibí: $500 en diciembre de 2017; $1.109,38 en enero, $1.109,38 en febrero y $1.500 en diciembre de 2018. Debí recibir el último pago en mayo de 2018, pero hasta la fecha, más de un año, no tengo una respuesta y la empresa me debe $1.828,12.

Lo más importante, Uminasa, también debe el pago de mi préstamo quirografario del BIESS de los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2017 por un valor de $ 212,04. Casi a diario recibo correos y llamadas del BIESS, por eso necesito liquidar ese préstamo para poder retirar mis fondos de cesantía y reserva. Tengo dos hijos que están en el colegio, son casi dos años que no he podido conseguir un empleo estable y la desesperación crece cada día.

Ante tal situación, solicité reuniones con los tres gerentes que han pasado por Medios Públicos (Patricio Proaño, Martha Moncayo y Marco Vivanco), empresa que asume los gastos de liquidación del medio incautado Uminasa, por ser accionista mayoritario. Me reuní con Patricio Proaño (mayo 2018), quien no sabía de la existencia del medio incautado. Martha Moncayo solo logró darnos un pago en diciembre de 2018, y el actual gerente, Marco Vivanco pasó mi caso al Departamento Jurídico, de ese departamento me citaron para una reunión con el Departamento Financiero, y me recibió la funcionaria Carmen Cevallos, en junio de 2019.

Cevallos, me aclaró todo el proceso que debe seguir Uminasa. Primero, la empresa debe constar en liquidación ante la Superintendencia de Compañías. Segundo, un liquidador junto al gerente de Uminasa deben vender todos los activos de la empresa, para que con ese dinero se puedan pagar las liquidaciones de 13 extrabajadores, que suman alrededor de 310 mil dólares, pero el medio incautado no cuenta con esa cantidad tras la venta. Entonces, Cevallos, dijo que los Medios Públicos podrían poner lo que falte para cumplir con los pagos. Pero, agregó que Uminasa es una empresa privada y que una entidad pública no le puede dar dinero. Por eso sugirió que todo depende de la Presidencia de la República, a través de un Decreto Ejecutivo, para que se pague a los extrabajadores.

Al final, tras el cierre de Uminasa, ya sea por corrupción o mal manejo administrativo y económico que haya tenido la empresa, los únicos perjudicados somos los trabajadores, quienes tuvimos la mala suerte de estar en los tiempos de vacas flacas. Ahora, por casi dos años, estoy exigiendo que se cumplan mis pagos, mis derechos de periodista, de trabajador, que son urgentes para mantener a mi familia y solventar mi difícil situación.


Palacio de Carondelet: Testigo y escenario de la historia

Iglesias, museos, restaurantes, son algunas de las atracciones que tiene el Centro Histórico de Quito. Ahora, “La Carita de Dios” cuenta con un nuevo atractivo que es el museo del Palacio de Carondelet o Palacio de Gobierno

El Palacio de Carondelet, símbolo del Poder Ejecutivo y custodio de la historia democrática desde 1747, lleva su nombre en memoria de Luis Francisco Hector, Barón de Carondelet, quien fue uno de los presidentes de la Real Audiencia de Quito, y gobernó a fines del siglo XVII. En 1956, el ministro de Obras Públicas del presidente Camilo Ponce Enríquez, Sixto Durán Ballén, hizo la última remodelación y cambió todo el estilo colonial.
Desde el 2007, el sitio es en una galería que permite a los turistas admirar los casi 1.200 regalos que Rafael Correa ha recibido de los gobiernos de otros países.
La idea de hacer del palacio un museo es que sea no solo un lugar desde donde se ejerce el poder, sino donde se pueda contar la historia del país, dice el secretario de la Presidencia, Christian Castillo, durante la inauguración. 

La relevancia del museo se centra en el emblema de la representación de lo que ha sido la Revolución Ciudadana, un gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, agrega el funcionario.
Desde que se abrieron las puertas a los ciudadanos, el palacio es uno de los sitios más visitados, con unos 500 turistas que acuden diariamente al lugar.
Por su parte, el expresidente Rafael Correa, destacó que durante su gestión ha recibido unos 11 mil obsequios. Los que se exhiben están valorados en unos 2,5 millones de dólares. “Abrimos al público las puertas del palacio el 15 de agosto del 2007, la primera vez en la historia que esto ocurría”, dice y afirma que es el museo más concurrido del país, con más de un millón de visitas.
Correa recorrió el museo en compañía del vicepresidente Jorge Glas; del exsecretario de la Presidencia, Christian Castillo; la Secretaria de la Política, Paola Pabón, entre otros ministros, asambleístas, invitados y ciudadanos.
Aparte de ser un sitio abierto a los ecuatorianos y extranjeros, en el museo se exhiben todos los obsequios recibidos por el jefe de Estado en los 10 años de su gestión.
El museo cuenta con 11 salas que han sido ordenadas de forma que cuentan la historia republicana del Ecuador y que fortalecen los conte- nidos históricos y culturales desde el 2007. También se exhiben regalos del vicepresidente Jorge Glas.
En la colección hay regalos obsequiados por los ciudadanos para mostrar la relación estrecha de la gente con el expresidente. Y, en otra sala, se muestra la relación mantenida con otras naciones. Además, hay una sala vacía para que presidentes anteriores donen sus regalos, si es que lo desean.
El recorrido continúa por el palacio hacia el segundo piso con el mural elaborado por el maestro Oswaldo Guayasamín a base de vidrio de colores, que detalla el descubrimiento del río Amazonas por Francisco de Orellana.
El palacio posee tres pisos: el primero lo ocupa la Casa Militar, la Sala de Prensa, la Secretaría Jurídica y otras oficinas; el segundo, el despacho presidencial, la Secretaría Particular, los salones de gabinetes, Banquetes y de Presidentes (Salón Amarillo); y el tercero está designado únicamente a la Residencia Presidencial, la que Rafael Correa no lo ocupó. Sin embargo, la idea es trasladar en los próximos años la sede política al sur de Quito, específicamente al complejo militar Eplicachima.

SALÓN DE LOS PRESIDENTES O SALÓN AMARILLO
El salón guarda en una de sus vitrinas tres credenciales que avalan la presidencia constitucional de Rafael Correa por elección popular. En las paredes están retratos de 44 exjefes de Estado contados desde la época republicana y que han sido elegidos constitucionalmente, mas no de los presidentes interinos y dictatoriales. Y el único retrato que no consta es del exmandatario Lucio Gutiérrez, porque aún no lo ha enviado.
El Ejecutivo tiene sus actos más importantes en este sitio, donde antes reposaban una réplica de la espada del Libertador Simón Bolívar, que le dio el presidente venezolano, Hugo Chávez; la banda presidencial bordada con hilos de oro que recibió al asumir el poder; y la resolución que emitió el Consejo Nacional Electoral cuando ganó los comicios. Esos objetos que se encontraban detrás del sillón presidencial pasaron al museo que está en el primer piso del ala sur del palacio.
Las once salas cuentan la historia republicana del Ecuador, donde constan mapas, fotografías y otros elementos que detallan la vida política y social de Ecuador, entre ellos los bastones de mando que se han entregado a gobernantes. La parte más representativa corresponde a los regalos que ha recibido Rafael Correa y la relación de Ecuador con el resto del mundo.
“El museo de la presidencia promueve la diversidad cultural, estimula el pensamiento crítico cultural con el público, especialmente el nacional y contribuye al patrimonio tangible e intangible del país. “Aquí se exhibe gran parte de los once mil obsequios que mi familia y yo hemos recibido en nombre del pueblo ecuatoriano durante mi mandato de diez años, obsequios con un valor de cerca de 2,5 millones de dólares, yo me podía llevar estos obsequios a mi casa y hubiera resuelto no solo parte de mi vida, sino a las futuras generaciones, pero eso hubiera sido un robo, era legal, pero absolutamente ilegítimo”, dijo Correa en la inauguración del museo, el pasado 15 de mayo.
SALÓN DE SESIONES DE GABINETE
El salón está ubicado al oriente del palacio, y se puede acceder al balcón del edificio desde donde el presidente observa el cambio de guardia los días lunes, el lugar cuenta con sillas de más de 100 años de antigüedad que data de la época del presidente Eloy Alfaro. Este salón fue readecuado en la presidencia de Rafael Correa: las paredes tienen un tapiz elaborado por artesanos de Guangopolo (parroquia del oriente de Pichincha), la alfombra fue elaborada en Guano (provincia de Chimborazo), tanto la alfombra como el tapiz tienen en común la estrella cuadrada de la cosmovisión andina; y después del 30-S las ventanas son antibalas. Además este salón tiene toda la tecnología para comunicación del presidente con cualquier parte del mundo.
SALÓN DE BANQUETES
Este salón, ubicado en la ala norte del segundo piso del palacio, fue utilizado para para los gabinetes ampliados, ya que tiene una capacidad para 250 personas. Asimismo aquí se celebraron los almuerzos que ofreció el expresidente Rafael Correa a diferentes organizaciones sociales, deportivas y culturales.
El lugar también cuenta con un oratorio, y en su altar está la patrona del Ejército ecuatoriano, la Virgen de La Merced, que fue puesto por el expresidente Sixto Durán Ballén, ahí, los granaderos de Tarqui reciben misa todos los lunes a las 08:00, antes del cambio de guardia.
El Museo de la Presidencia cuenta con 11 salas en las que exponen los obsequios del expresidente Rafael Correa
. La primera sala trata de los hitos que marcan la vida republicana del Ecuador.
• La sala 2 se expone el papel del territorio en la vida de la nación.
• La sala 3 agrupa obsequios entregados al expresidente rafael Correa por la ciudadanía. •Enla sala 4 domina la oscuridad, mediante sonidos y testimonios pregrabados que invitan a la reflexión.
• Los obsequios de la sala 5 demuestran las relaciones del Ecuador con el resto del mundo.
• En la sala 6 se exponen fotografías de todos los presidentes del Ecuador. Son más de 150 registros en blanco y negro.
• En la sala 7 se exhiben los bastones de mando. Las varas o coyas que simbolizan autoridad y poder.
• En la sala 8 se puede admirar la colección más importante.
de regalos entregados al expresidente Rafael Correa.
• La sala 9 está reservada para exmandatarios y futuros presidentes que quieran alimentar el museo con obsequios presidenciales.
• En la sala 10 se resume la historia del edificio, con fotos de las transformaciones arquitectónicas del Palacio de Gobierno.
• En la sala 11 será la “Reserva Vista”, un espacio dedicado para el almacenamiento de obsequios presentes y futuros.
– Los recorridos son gratuitos y para el ingreso es necesario presentar un documento de identidad y tomar un turno en las calles Espejo y García Moreno.
– El palacio se ubica en el costado occidental de la Plaza de la Independencia, en la calle García Moreno, entre las calles Chile (norte), Espejo (sur) y Benalcázar (Occidente). Actualmente, la Presidencia y la Vicepresidencia de la República, así como el Ministerio del interior, ocupan el Complejo denominado de Carondelet, que integra a los palacios del antiguo Correo (actual calle Benalcázar, entre Chile y Espejo) y el de Gobierno, separados entre sí únicamente por el estacionamiento.

Un Decreto Ejecutivo sería la solución para pagar a los extrabajadores del medio incautado Uminasa

  El medio incautado Uminasa tenía la producción de las revistas La Otra, El Agro, La Onda, Samborondón, Costa y Valles, nunca recibi...